Jueves 28 de Enero de 2016

"El primer grafiti surgió por un desamor" - entrevista a CJB

CJB, alias Las Cacatúas, son la dupla grafitera que integran Corina y Julieta -comparten la B como inicial de apellido- para salir a pintar frases en los barrios de Almagro, Abasto, Colegiales y Palermo. En un tono entre cómico y despechado, sus grafitis suelen estar dirigidos a hombres, hacen referencia a la incomunicación virtual, pueden incluir palabras como "agnolotis" o "pacman", y captan las emociones que desencadena el espíritu hiperconectado de la época. 

por Alejandro Güerri
 
Rara vez improvisamos frente a la pared
Las frases surgen de situaciones que se nos ocurren día a día, o de ideas que se nos vienen a la cabeza observando cómo es la vida de nuestros amigos y familiares. Rara vez improvisamos frente a la pared, tenemos un grupo en Whatsapp donde vamos mandando las frases, y entonces al momento de salir a hacer los grafitis, buscamos en ese grupo y elegimos cuáles queremos hacer ese día. A veces, cuando no encontramos paredones grandes y el grafiti es muy largo, lo aggiornamos al tamaño de la pared. Las paredes las elegimos con criterio, no escrachamos casas, ni paredes de mármol o que estén recién pintadas. Buscamos aquellas paredes de casas abandonadas, o paredones que ya estén escrachados.


Catarsis a la calle
La primera frase que se nos ocurrió para hacerla grafiti era tan pero tan larga que aún hoy no pudimos hacerlo. Nunca encontramos paredón apto para ese grafiti extensísimo. Ya aparecerá… A mí (Corina) se me vino una frase a la cabeza que es: "Tengo ganas de comer mandarinas tirados en tu cama, y que me des los gajos en la boca. ¿Te das cuenta? No es mucho lo que pido, pero vos no me atendés ni el teléfono". Se me vino como un grafiti, estampado en la ciudad, y entonces le propuse a Juli ir a hacerlo. A partir de esa frase, se nos fueron viniendo otras, y así empezamos. Fue como un ataque de Bart Simpson, de rebeldía infantil, de decir: "Bueno, el chico que me gusta no me llama ni me atiende el teléfono, entonces yo salgo a hacer catarsis a la calle para que se entere todo el mundo; y él, que se pudra". Desde ese día, se nos encendió la lamparita y de cada situación que nos toca vivir, a nosotras o a amigos, se nos ocurren frases para grafitear.


El mundo virtual
Creemos que nuestra generación está atravesada por el mundo virtual, y al crear los grafitis desde nosotras inevitablemente las referencias al mundo virtual aparecen. Buscar información es en Google, chamuyar pibes es por Facebook, sacar fotos es con Instagram, y entonces la tecnología es parte de nuestras desgracias.

Nos divierte reírnos de lo que nos pasa en el mundo tecnológico, en el que te enterás de todo. Si invitás a salir a un chico por Facebook, y no te responde, aun habiendo visto tu mensaje, te vas a enterar. (Quizás a veces preferiríamos no saberlo). Lo mismo pasa con whatsapp. Hay tantas maneras de comunicarse, que si un pibe no aparece claramente es porque no quiere, y nos reímos de eso, de lo patéticas que nos ponemos cuando la comunicación no sucede como nos gustaría.
 



Los hombres
Nuestras relaciones y experiencias con ellos muchas veces son confusas, otras veces hay desencuentros, otras veces es hermoso pero llega a su fin. Como contamos antes, la idea del primer grafiti surgió por un desamor y eso nos divirtió y seguimos por esa línea, pero también hacemos grafitis de otras cosas. También hacemos grafitis por encargue, asi que aquel que quiera un grafiti nos escribe al Facebook de Las Cacatúas.

Chistes despechados
Nuestros grafitis los definiríamos como chistes, porque son eso, chistes de las cosas que nos pasan, nos reímos de nosotras mismas, exagerando y poniéndole un poco de humor a los desencuentros amorosos que sufrimos. Nos divierte mucho el lugar de despechadas, locas y fracasadas del amor.

  

Firmar los grafitis es darles una identidad
CJB es Corina Julieta y la B es porque nuestros apellidos empiezan con B, fue una sigla que se nos ocurrió una vez haciendo los grafitis. En el apuro de que nadie nos enganche, rápidamente pensamos en ponerle nuestras iniciales. Nos interesa firmarlos para darles una identidad, vemos a todos nuestros grafitis como un conjunto, son frases y palabras que dialogan entre sí, que tienen una línea, una temática compartida.
 

El nombre Las cacatúas surgió por una compañera de la facultad, que nos dice así, y entonces lo adoptamos oficialmente, ya que nos resultó divertido. Al principio subíamos los grafitis a nuestra página El balcón de las coloradas, donde publicamos textos, poesías, cuentos, videos y demás, pero después pensamos que los grafitis debían tener una página solo para ellos, y hace poco hicimos Las Cacatúas Grafitis. Desde que pintamos, prestamos mucha más atención a las paredes escritas, y nos encanta ver la cantidad de verdades anónimas que dicen las palabras callejeras.  

Para ver más grafitis de CJB: Las Cacatúas Grafitis

 

1- Las frases surgen de situaciones que se nos ocurren día a día, o de ideas que se nos vienen a la cabeza observando cómo es la vida de nuestros amigos y familiares. Rara vez improvisamos frente a la pared, tenemos un grupo en Whatsapp donde vamos mandando las frases, y entonces al momento de salir a hacer los grafitis, buscamos en ese grupo y elegimos cuales queremos hacer ese día. A veces, cuando no encontramos paredones grandes y el grafiti es muy largo, lo aggiornamos al tamaño de la pared. La primera frase que se nos ocurrió para hacerla grafiti era tan pero tan larga que aún hoy no pudimos hacerlo. Nunca encontramos paredón apto para ese grafiti extensísimo. Ya aparecerá…

 

 2- La idea comenzó por este grafiti larguísimo que contábamos anteriormente. A mí (Corina) se me vino una frase a la cabeza que es “Tengo ganas de comer mandarinas tirados en tu cama, y que me des los gajos en la boca. ¿Te das cuenta? No es mucho lo que pido, pero vos no me atendes ni el teléfono” pero se me vino a la cabeza como un grafiti, como estampada en la ciudad, y entonces le propuse a Juli ir a hacerlo. A partir de esa frase, se nos fueron viniendo otras, y así empezamos. Fue como un ataque de Bart Simpson, de rebeldía infantil, de decir “Bueno, el chico que me gusta no me llama ni me atiende el teléfono, entonces yo salgo a hacer catarsis a la calle para que se entere todo el mundo, y él, que se pudra”

Desde ese día, se nos encendió la lamparita y de cada situación que nos toca vivir, a nosotras o a amigos se nos ocurren frases para grafitear.

3- Por ahora pintamos solo en Capital Federal, más frecuentemente en los barrios de Almagro, Abasto, Colegiales y Palermo, porque son los que frecuentamos nosotras, pero estaría lindo expandirnos por más barrios… las paredes las elegimos con criterio, no escrachamos casas, ni paredes de mármol o que estén recién pintadas. Buscamos aquellas paredes de casas abandonadas, o paredones que ya estén escrachados.

 

4- Creemos que nuestra generación está atravesada por el mundo virtual, y al crear los grafitis desde nosotras inevitablemente las referencias al mundo virtual aparecen. Buscar información es en Google, chamuyar pibes es por Facebook, sacar fotos es con Instagram, y entonces la tecnología es parte de nuestras desgracias.

Nos divierte reírnos de lo que nos pasa en el mundo tecnológico, en el que te enterás de todo. Si invitás a salir a un chico por Facebook, y no te responde, aun habiendo visto tu mensaje, te vas a enterar, quizás a veces preferiríamos no saberlo. Lo mismo pasa con whatsapp. Hay tantas maneras de comunicarse, que si un pibe no aparece claramente es porque no quiere, y nos reímos de eso, de lo patéticas que nos ponemos cuando la comunicación no sucede como nos gustaría.

 

5- Bueno…básicamente porque somos unas locas obsesionadas por los tipos…jajaja no, mentira. Es porque nos gustan mucho, y porque nuestras relaciones y experiencias con ellos muchas veces son confusas, otras veces hay desencuentros, otras veces es hermoso pero llega a su fin. Como contamos anteriormente la idea del primer grafiti surgió por un desamor y eso nos dirvitió y seguimos por esa línea, pero también hacemos grafitis de otras cosas. También hacemos grafitis por encargue, asique aprovechamos y pasamos el chivo, aquel que quiera un grafiti nos escribe a la página de Facebook de las cacatúas.

 

 6- Los definiríamos como chistes, porque son eso, chistes de las cosas que nos pasan, nos reímos de nosotras mismas, exagerando y poniéndole un poco de humor a los desencuentros amorosos que sufrimos. Nos divierte mucho el lugar de despechadas, locas y fracasadas del amor.

 

7- CJB es Corina Julieta Y la B es porque nuestros apellidos empiezan con B, fue una sigla que se nos ocurrió una vez haciendo los grafitis, en el apuro de que nadie nos enganche rápidamente pensamos en ponerle nuestras iniciales.

Nos interesa firmarlos para darles una identidad, vemos a todos nuestros grafitis como un conjunto, son frases y palabras que dialogan entre sí, que tienen una línea, una temática compartida.

El nombre Las cacatúas surgió por una compañera de la facultad, que nos dice así, y entonces lo adoptamos oficialmente  ya que nos resultó divertido. Al principio subíamos los grafitis a nuestra página El balcón de las coloradas, donde publicamos textos, poesías, cuentos, videos y demás, pero después pensamos que los grafitis debían tener una página solo para ellos, y hace poco hicimos Las Cacatúas Grafitis.

8- Desde que pintamos, prestamos mucha mas atención a las paredes escritas, y nos encanta ver la cantidad de verdades anónimas que dicen las palabras callejeras.

1- Las frases surgen de situaciones que se nos ocurren día a día, o de ideas que se nos vienen a la cabeza observando cómo es la vida de nuestros amigos y familiares. Rara vez improvisamos frente a la pared, tenemos un grupo en Whatsapp donde vamos mandando las frases, y entonces al momento de salir a hacer los grafitis, buscamos en ese grupo y elegimos cuales queremos hacer ese día. A veces, cuando no encontramos paredones grandes y el grafiti es muy largo, lo aggiornamos al tamaño de la pared. La primera frase que se nos ocurrió para hacerla grafiti era tan pero tan larga que aún hoy no pudimos hacerlo. Nunca encontramos paredón apto para ese grafiti extensísimo. Ya aparecerá…

 

 2- La idea comenzó por este grafiti larguísimo que contábamos anteriormente. A mí (Corina) se me vino una frase a la cabeza que es “Tengo ganas de comer mandarinas tirados en tu cama, y que me des los gajos en la boca. ¿Te das cuenta? No es mucho lo que pido, pero vos no me atendes ni el teléfono” pero se me vino a la cabeza como un grafiti, como estampada en la ciudad, y entonces le propuse a Juli ir a hacerlo. A partir de esa frase, se nos fueron viniendo otras, y así empezamos. Fue como un ataque de Bart Simpson, de rebeldía infantil, de decir “Bueno, el chico que me gusta no me llama ni me atiende el teléfono, entonces yo salgo a hacer catarsis a la calle para que se entere todo el mundo, y él, que se pudra”

Desde ese día, se nos encendió la lamparita y de cada situación que nos toca vivir, a nosotras o a amigos se nos ocurren frases para grafitear.

3- Por ahora pintamos solo en Capital Federal, más frecuentemente en los barrios de Almagro, Abasto, Colegiales y Palermo, porque son los que frecuentamos nosotras, pero estaría lindo expandirnos por más barrios… las paredes las elegimos con criterio, no escrachamos casas, ni paredes de mármol o que estén recién pintadas. Buscamos aquellas paredes de casas abandonadas, o paredones que ya estén escrachados.

 

4- Creemos que nuestra generación está atravesada por el mundo virtual, y al crear los grafitis desde nosotras inevitablemente las referencias al mundo virtual aparecen. Buscar información es en Google, chamuyar pibes es por Facebook, sacar fotos es con Instagram, y entonces la tecnología es parte de nuestras desgracias.

Nos divierte reírnos de lo que nos pasa en el mundo tecnológico, en el que te enterás de todo. Si invitás a salir a un chico por Facebook, y no te responde, aun habiendo visto tu mensaje, te vas a enterar, quizás a veces preferiríamos no saberlo. Lo mismo pasa con whatsapp. Hay tantas maneras de comunicarse, que si un pibe no aparece claramente es porque no quiere, y nos reímos de eso, de lo patéticas que nos ponemos cuando la comunicación no sucede como nos gustaría.

 

5- Bueno…básicamente porque somos unas locas obsesionadas por los tipos…jajaja no, mentira. Es porque nos gustan mucho, y porque nuestras relaciones y experiencias con ellos muchas veces son confusas, otras veces hay desencuentros, otras veces es hermoso pero llega a su fin. Como contamos anteriormente la idea del primer grafiti surgió por un desamor y eso nos dirvitió y seguimos por esa línea, pero también hacemos grafitis de otras cosas. También hacemos grafitis por encargue, asique aprovechamos y pasamos el chivo, aquel que quiera un grafiti nos escribe a la página de Facebook de las cacatúas.

 

 6- Los definiríamos como chistes, porque son eso, chistes de las cosas que nos pasan, nos reímos de nosotras mismas, exagerando y poniéndole un poco de humor a los desencuentros amorosos que sufrimos. Nos divierte mucho el lugar de despechadas, locas y fracasadas del amor.

 

7- CJB es Corina Julieta Y la B es porque nuestros apellidos empiezan con B, fue una sigla que se nos ocurrió una vez haciendo los grafitis, en el apuro de que nadie nos enganche rápidamente pensamos en ponerle nuestras iniciales.

Nos interesa firmarlos para darles una identidad, vemos a todos nuestros grafitis como un conjunto, son frases y palabras que dialogan entre sí, que tienen una línea, una temática compartida.

El nombre Las cacatúas surgió por una compañera de la facultad, que nos dice así, y entonces lo adoptamos oficialmente  ya que nos resultó divertido. Al principio subíamos los grafitis a nuestra página El balcón de las coloradas, donde publicamos textos, poesías, cuentos, videos y demás, pero después pensamos que los grafitis debían tener una página solo para ellos, y hace poco hicimos Las Cacatúas Grafitis.

8- Desde que pintamos, prestamos mucha mas atención a las paredes escritas, y nos encanta ver la cantidad de verdades anónimas que dicen las palabras callejeras.

Domingo 28 de Abril de 2013

“Las paredes son el lienzo perfecto para transmitir ideas” - Entrevista a Chamán

Chaman es fotógrafo y diseñador gráfico y pinta en las calles desde 2009. Sus trabajos, inspirados en varios lenguajes, intentan modificar el espacio urbano y la percepción de la gente a través del impacto visual.

Jueves 25 de Abril de 2013

Los grafitis generan tanto adhesión como rechazo, ¿vos qué pensás?

Anotá tus razones en los comentarios. Muchas gracias.

Lunes 1 de Abril de 2013

Grafitis furgoneros (I)

Por trabajo, estuve recorriendo en bicicleta el conurbano sur, y tuve la suerte de viajar en los furgones de la Línea Roca: entre Avellaneda y Don Bosco, Bernal, Quilmes, Ezpeleta, Berazategui, Sourigues o Hudson, a la ida, por las mañanas, y a la vuelta, cerca del mediodía. Mientras compartía charlas con compañeros momentáneos y recurrentes, fui recopilando algunos grafitis.

Martes 5 de Marzo de 2013

¿Un grafiti que siempre te acuerdes?

¿Dónde lo viste?
Contanos en los comentarios.

Jueves 21 de Febrero de 2013

En la calle pasan cosas, hay magia - entrevista a Gaucholadri

Gaucholadri es el alias que eligieron Marcos Zerene y Federico Calandria, dos artistas y diseñadores mendocinos, para firmar sus intervenciones callejeras. En honor a su nombre, el logo de GL es un afano del de LG, una resignificación que invierte el orden de lectura. Siempre en blanco y negro, los dibujos sólidos combinados con palabras finitas, se sacan chispas cuando se encuentran en sus obras. 

Comentarios


No hay comentarios por ahora.

Hacer comentario
 

Los comentarios de personas no registradas deben ser aprobados antes de publicarse. Te recomendamos registrarte: son sólo dos pasos.

Desarrollan


Actualización diaria
Última actualización: 08/02/2016

Visitas: 376098