Lunes 28 de Mayo de 2018

"Uno no puede mirar para otro lado" - Entrevista a Cartoonneros

Nacidos al calor del cambio de siglo, los esténciles de Cartoonneros surgen de un cruce entre la estética de los cómics y una gran sensibilidad social. Desde entonces, su hacedor viene dejando huellas de Sur a Norte de nuestro país, así como en ciudades de Brasil y Europa, con homenajes a figuras influyentes del arte y la cultura, o acompañando luchas populares. 

 

cartoonneros ushuaia

Me gusta mucho trabajar las miradas

Lo que pinto en este momento es mayormente con la técnica del stencil, es lo que más me gusta ahora y lo que más cómodo y lindo se me hace, pero fue cambiando, antes usaba más pinturas, tachos, pinceles, pero me fue degastando esa situación.

Por lo general son personajes de la cultura, escritores, deportistas, músicos. Me gusta mucho trabajar las miradas, me gusta mucho: los ojos son las ventanas hacia el alma de las personas, dicen, y yo algo de eso creo. Soy de mirar a los ojos, y no me cierran, a mí personalmente, las personas que no te miran a los ojos a lo largo de una conversación.

También realizo otro tipo de intervenciones, especialmente con mi amigo El Squatter, con el hicimos muchas intervenciones sobre publicidades. Él tiene una idea extraordinaria que yo tomo todo el tiempo cuando de hacer contra-publicidad se trata: “Aikido Comunicacional”; el aikido usa la fuerza del contrincante en favor de uno, y la contra-publicidad es eso para mí. El Squatter es genial.

 

También realizo muchas intervenciones de otra índole. Voy a las marchas del 24 de marzo todos los años, y siempre llevo para pintar, como así también a las de “Ni Una Menos” y demases. Siento que uno no puede mirar para otro lado, o por lo menos no es mi caso. Cartoonneros en sí, hace referencia a eso de los cartoons, los cómics, los dibujos, pero también a los cartoneros. Cuando yo era chico, vivía en Ushuaia, y desde mi ventana veía las montañas, me volvía caminando del colegio y atravesaba toda la ciudad a pie, bordeaba un rio, y con el tiempo, eso que estaba ahí todos los días, se volvió invisible para mí, me daba igual. A veces creo que las situaciones de extrema pobreza, de miseria, en las grandes ciudades como ésta, quedan invisibilizadas al ojo: uno las va asimilando, y eso es algo que para mí es inaceptable. Hay situaciones que no debemos dejar pasar, que no tenemos que asimilar como algo “normal” o “cotidiano”: me niego rotundamente a eso, y todo bien con respetar al que piense diferente a uno, pero en este punto, los que piensen distinto, por favor, aléjense de mi.

 

Cartoonneros

Una forma de manifestación y comunicación muy poderosa

De muy chico siempre dibujé las paredes. Es algo bien primario que después uno va dejando de lado: en mi caso se ve que no fue tan así. A los 13 años quería ser dibujante de historietas y me anoté en Bellas Artes. A los 19 años me había recibido en Bellas Artes, y en el medio Van Gogh me había volado la cabeza, ¡o la oreja! En el año 99, con mis amigos hicimos un mural que aún hoy perdura: lo hicimos en un techo. Ya ahí tenía la idea de seguir pintando las paredes. En el 2000 me vengo a vivir a Capital Federal. La cosa estaba pesada; un año después explota: de la Rúa, helicóptero, corridas, corralito, crisis y demases. Con todo eso, comienzan a aparecer muchísimas pintadas en Capital Federal. El uso que se le daba al stencil me parecía increíble. Aún hoy me parece una forma de manifestación y comunicación muy poderosa. Los esténciles de esa época me marcaron mucho, pero no tenia ni idea de cómo hacerlos, y menos la confianza para intentarlo.

Pero en un viaje a Ushuaia, una tarde me puse a cortar y algo salió. Después me vine a capital y me mudé a la zona de Saavedra, donde están los parques y donde solían estar los terrenos baldíos: digo “estaban” porque ahora se hicieron miles de edificios nuevos y el barrio es otro. En ese momento estaban los terrenos del proyecto fallido de la autopista y mucho espacio intervenido y para intervenir. Ahí arranqué. Había mucha pared para pintar. Lo que pasa en la calle me parece vital. Me gustan los museos, pero lo que ves ahí, los que lo hicieron tienen como 200 años de muertos, y a mí me pudre un poco, necesito algo más vital, estar en contacto con lo que me rodea. Y ni hablar que lo que pintas en la calle: nadie tiene que pagar una entrada, y “el público” en todo caso es el transeúnte que es tomado por asalto por la imagen que uno plasma, y no un público que va preparado o ávido de ver a tal muestra o “X” artista.

 

Cartoonneros

 

Una bocanada de aire ante el apremio de un mundo que ahoga

Mis influencias no necesariamente son artistas callejeros. Me influenció mucho la literatura. Tipos como Sigmund Freud, Slavoj Zizek, Fromm, Simone de Beauvoir, Lacan, Roberto Arlt, Galeano, Bernays, Fogwill, etc. También la música, desde Divididos (en la época de Gil Solá), Soda, Nirvana, Spinetta, Coltrane, Sonic Youth, Morphine, Los Brujos Robert Wyatt y Soft Machine, Hendrix, Damon Albarn, Manal, Andrea Álvarez, Pink Floyd, mucha música.

Mis amigos, mis afectos son una gran influencia, los que están, los que se fueron.

Voy a dar un ejemplo de lo que son las influencias para mí, tengo un amigo que en la actualidad hace teatro: es un gran actor, también dirige. Él durante diez años, a la par que trataba de encontrar tiempo para estudiar teatro y actuar, paseaba perros, pero lo hacía todo el día, era su fuente y fuerte de ingresos. Imaginate, todo el día en la calle, levantando soretes y tratando con perros. Lo pienso a diferencia de muchos que piensan en el arte como una pose, una forma de vestir, como algo snob. Para mi amigo, como para mí, el arte es una bocanada de aire ante el apremio de un mundo que ahoga. La calle es lo que inspiró a mi amigo a escribir sus obras y no estar desfilando desnudo frente a un famoso director o asistir a los lugares donde se vende la idea que tiene que ir todo el mundo.

Yo personalmente tuve muchos trabajos donde metía muchas horas por poco dinero, en épocas donde el tiempo de ocio era un lujo de pocos o un “Ocio Obligado”, es decir, que estabas desempleado. Tengo muy presente esto y es uno de los motores fundamentales a la hora de hacer lo que me gusta y que puedo por el momento.

Y sí, claro, me gustan muchos artistas, como los que hicieron Asterix, mucho de los dibujantes franceses y su enorme tradición, todos los dibujantes de la Charlie Hebdo... dibujantes de acá, Copi, Lánger, Rep, Liniers, Cachimba, Sala. El de Mauss, Art Spiegelman, etc. El cómic me inspiró muchísimo a acercarme al arte. Y de arte callejero, de acá, me gustan todos los que en la actualidad están metidos en Hollywood in Cambodia, los que pintaban en los años de crisis, también Oscar el taxista. De afuera Os Gemeos; Blu, Ben Eine, Pure Evil, Jef Aerosol, Blek Le Rat, stewy, y claro, hay un antes y después de este precioso personaje “Banksy”.

 

Cartooneros

 

La calle tiene sus códigos que van cambiando con los años y las crisis

En la actualidad, me llaman a veces para pintar, pero si no, pregunto, no tengo problema en eso. La calle tiene sus códigos que van cambiando con los años y las crisis: si vos vas y le pintás un “tag” al de la verdulería, que es un laburante, y le escrachás la fachada sos un imbécil. En tiempos difíciles hay que darse una mano, va siempre.

Por suerte en Argentina pinté de Norte a Sur, desde Tucumán o Salta hasta Ushuaia, Tierra del Fuego.

Afuera tuve la enorme posibilidad de pintar en Sao Paulo, Rio de Janeiro (Brasil), en Barcelona (España), Paris (Francia), Ámsterdam (Holanda), Berlín (Alemania) y en Londres (Inglaterra).

Pinté mucho en colegios donde di talleres, así como en Hospitales, Bibliotecas, centros culturales y demás. Hace unos días pinté en la Isla Maciel una serie de intervenciones/murales sobre el Padre Mugica.

Por lo general pinto solo. No quiero meter en problemas a nadie.

 

cartoonneros

 

Buenas y malas

Como todos, buenas y malas: te putean sin saber qué hacés o se bajan del auto para felicitarte.

Personalmente, aprecio cuando se acercan pibitos que sin tanta vuelta y mambos te dicen desde su lugar si les parece lindo o feo.

Cartoonneros

 

Elige tu propia aventura

Pateála y hacé tu propia historia. “Elige tu propia aventura. La carrera interminable del arte callejero”. Salgan, pinten, piérdanse y vuélvanse a encontrar. Disfruten y traten de de sumar.

 

Cartoonneros

 

Algo más

“En el arte hay respuestas; el arte cura y sana”.

 

Cartoonneros Cabian

Más en http://www.cartoonneros.com/inicio.php

http://cartoonneros.blogspot.com.ar/

Y también @cartoonneros en Twitter, Facebook, Instagram.

Video de la época de Saavedra: https://www.youtube.com/watch?v=xVNQm18LkiM

Charla TED: https://www.youtube.com/watch?v=A7icTZ9V7fQ 

Londres: https://www.youtube.com/watch?v=gv0jljn7YgM

https://www.youtube.com/watch?v=auYkZ-95vIc

https://www.youtube.com/watch?v=cmj_GnbfUXw

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Miércoles 21 de Marzo de 2018

Lo que más me interesa es tener tiempo libre - Entrevista a Alejandro Chuca

En las calles porteñas te pueden llegar mensajes de texto desde las pantallas de unos celulares. Son parte de una antología que Alejandro Chuca realizó entre 2006 y 2018, y luego decidió pegar en las paredes: una forma de rebelarse contra la obsolescencia programada, defender el ocio popular, y rescatar epigramas del flujo incesante de comunicaciones.

Viernes 8 de Diciembre de 2017

Incontrovertibles profecías de Leopoldamus

En la esquina de Montevideo y Lavalle funciona una librería universitaria. Algunas de sus paredes lucen grafitis -texto y símbolos- hechos con marcador negro: citas, ocurrencias, esquemas, escritos prolijamente en imprenta. Cerca hay un colchón y bultos bajo una manta.

Lunes 4 de Diciembre de 2017

Videos del Safari Fotográfico en Boedo

En el marco de la muestra "Las hojas sueltas de un libro escrito en las paredes", el sábado 18 de noviembre, hicimos un Safari Fotográfico en Boedo.

Lunes 13 de Noviembre de 2017

Safari Fotográfico en Boedo

En el marco de la muestra "Las hojas sueltas de un libro escrito en las paredes", este sábado 18 de noviembre, hacemos un Safari Fotográfico en Boedo. La cita es en Nivangio (Colombres 946, entre San Juan y Carlos Calvo). La actividad es gratuita. 

Martes 31 de Octubre de 2017

Las hojas sueltas de un libro escrito en las paredes

Muestra de fotos de grafitis de Escritos en la calle en Nivangio (Colombres 946). Inaugura el miércoles 8 de noviembre a las 19:00 hs.
Comentarios


No hay comentarios por ahora.

Hacer comentario
 

Los comentarios de personas no registradas deben ser aprobados antes de publicarse. Te recomendamos registrarte: son sólo dos pasos.

Desarrollan


Actualización diaria
Última actualización: 20/08/2018

Visitas: 376098